AcademiaUna mirada profunda al aprendizaje colaborativo - NC Tech

Las diferentes modalidades de enseñanza tienen como objetivo optimizar el proceso de aprendizaje y aumentar el compromiso de los estudiantes. Entre los métodos más eficientes para lograr dicho reto, destacamos el aprendizaje colaborativo principalmente por el hecho de ubicar al estudiante como protagonista y permitir que construya el conocimiento de forma activa.

Básicamente, el aprendizaje colaborativo es una estrategia que ofrece abundantes beneficios a la enseñanza despertando el interés de los estudiantes y preparándolos para los futuros desafíos profesionales.

De hecho, el desarrollo holístico e integral de los estudiantes es una prioridad, dado que desarrollar apenas aspectos cognitivos limita el potencial de cada individuo. De esta manera, los centros de enseñanza están cada vez más empeñados en buscar métodos que trabajen las condiciones sociales y emocionales de cada estudiante.

Si deseas conocer a detalle qué es el aprendizaje colaborativo y otros aspectos relacionados con este tema, te invitamos a que leas nuestro contenido con atención.

En este artículo, encontrarás información abundante acerca de los siguientes puntos:

  • Concepto.
  • Importancia.
  • Características.
  • Desafíos.
  • Beneficios.
  • Dinámica de adopción.
  • 4 consejos para optimizarlo.

¡Acompáñanos y profundiza tus conocimientos sobre este asunto!

Entiende qué es el aprendizaje colaborativo

El aprendizaje colaborativo consiste en una técnica de enseñanza fundamentada en la interacción y en la participación activa de los alumnos en el proceso de construcción del conocimiento. 

En efecto, su preocupación principal es promover el intercambio de experiencias, la cooperación y el compromiso de los estudiantes ubicándolos como protagonistas del proceso de aprendizaje.

De este modo, los individuos son convocados a estudiar en grupo contando con la orientación y ayuda de un profesor que los guiará hacia el alcance de un objetivo en común.

Uno de los principales diferenciales y atractivos de esta metodología radica en el hecho de prescindir de un formato únicamente teórico y rígido colmado de respuestas prontas. 

Es decir, el aprendizaje colaborativo prioriza la participación del estudiante en el proceso de enseñanza con la finalidad de estimularlo a que piense con criterio y relacionando el contenido aprendido con su realidad y el ambiente en que vive.

A raíz del incentivo a la participación activa del estudiante, este abordaje promueve mejoras importantes en la educación profesional desarrollando las capacidades interactivas y de solución de problemas e incrementando, a su vez, la responsabilidad y la autonomía del estudiante a lo largo del período de aprendizaje.

Conoce su importancia 

Como dijimos anteriormente, en el aprendizaje colaborativo el estudiante es el protagonista, manteniendo de este modo, una postura activa y orientada hacia el pensamiento crítico. En consecuencia, el futuro profesional tiende a desarrollar numerosas características y habilidades esenciales para su éxito como iniciativa, proactividad, emprendedurismo, autonomía y capacidad de liderazgo.

Es importante señalar que involucrarse en las diferentes etapas de proceso facilita que el estudiante no solo desarrolle sus competencias intelectuales y técnicas, sino también incremente sus habilidades sociales a través del trabajo en equipo, intercambio de información y esfuerzo en pro de un objetivo común.

Durante las tareas en conjunto y el cumplimiento de diferentes etapas de un mismo proceso, los alumnos de la Academia 4.0 aprenden a:

  • Relacionarse con sus colegas manteniendo un comportamiento cordial, eficiente y ético.
  • Escuchar y entender opiniones diferentes a la suya.
  • Evaluar las mejores alternativas ante una perspectiva grupal.
  • Tomar decisiones en equipo.

En efecto, estas competencias son extremadamente útiles para el desarrollo profesional considerando el entorno de mercado de trabajo complejo, cambiante y muy exigente.

Asimismo, debemos destacar que la interacción regular entre los compañeros de aprendizaje y los profesores es indispensable para alcanzar la madurez profesional para crecer en el mercado, dado que el estudiante aprende a tener responsabilidad, así como a compartir la información y sus actividades con los pares. 

Como resultado, el futuro técnico logra mejorar su habilidad de hacerse cargo de sus decisiones y sus consecuencias, aceptar las dificultades inherentes al cotidiano de su carrera y buscar nuevas soluciones a tenor de las nuevas demandas y tendencias del momento.

Características más relevantes del aprendizaje colaborativo

Al presentar su concepto y relevancia, debes haber identificado que el aprendizaje colaborativo cuenta con puntos muy particulares que lo convierten justamente en una de las metodologías de enseñanza más efectivas en la actualidad.

A continuación, conoce las principales características de este método:

Aprendizaje compartido

Bajo esta dinámica, el aprendizaje puede compartirse entre todos los involucrados. O sea, además de tener el profesor como vector del conocimiento, los alumnos pueden transmitir información y datos a sus colegas promoviendo así, la homogeneización y el aumento del nivel cognitivo del grupo.

Profesor actúa como orientador

En este abordaje, el profesor deja de ser el único medio por el que los alumnos acceden al conocimiento para convertirse en un orientador/ norteador guiándolos así, en el proceso de enseñanza y permitiendo que intercambien experiencias y conocimientos con el afán de crecer tanto intelectual como socialmente.

Actitud proactiva e investigativa

Los alumnos aprenden a través de un posicionamiento curioso e investigativo, un panorama opuesto al encontrado en las metodologías de enseñanza tradicionales caracterizadas por la pasividad y por la espera de que el profesor proporcione conocimientos y respuestas prontas sobre asuntos desconocidos.

Así pues, el método colaborativo estimula a que los estudiantes busquen el contenido necesario para su desarrollo ya sea mediante el acceso a libros, charlas informativas, con el apoyo de recursos digitales como plataformas de interacción y virtualización de procesos o vía otros mecanismos.

Conocimientos prácticos

La búsqueda por poner en práctica los conocimientos teóricos es otra peculiaridad de esta metodología. 

De hecho, esta característica es el resultado del desarrollo de estudiantes cada vez más enfocados en las tendencias y atentos a su propio crecimiento incorporando a su cotidiano de forma práctica todo lo que ha aprendido a lo largo de su formación.

Principales desafíos del aprendizaje colaborativo

Más allá de su potencial para promover el desarrollo y el crecimiento de los futuros profesionales, esta metodología presenta una serie de desafíos que, si no los manejamos con cautela y precisión, pueden convertirse en importantes obstáculos para el avance cognitivo del estudiante.

Para ayudarte a mitigar o, en su defecto, enfrentar estas situaciones, te brindamos una lista con los principales entraves en el ámbito del aprendizaje colaborativo.

Particularidades de cada alumno

Uno de los desafíos más intensos del método es fomentar la individualidad y la autonomía, ya que la esencia de esta suerte de aprendizaje es la colaboración y el trabajo en equipo.

Es importante tener en mente que cada individuo tiene sus objetivos en términos profesionales y tiende a actuar de acuerdo con sus principios y valores, por ende, la institución debe favorecer su desarrollo a través de consignas que estimulen su postura ética y moral hacia acciones que contribuyan con el equipo.

Es decir, el proceso de aprendizaje necesita estimular la toma de decisión consciente teniendo en cuenta que cada acción emprendida repercute en los resultados del grupo de trabajo.

Motivación homogénea

Motivar a todos los estudiantes a punto de crear un equipo proactivo y listo para aprender investigando, así como poniendo en práctica la información y el conocimiento transmitido por el profesor y sus compañeros suele ser un reto complejo.

Esto ocurre por el aspecto señalado antes: cada estudiante tiene sus objetivos. Por lo tanto, encontrar medios de incentivarlos a aprender y transmitir los conocimientos de manera similar depende del esfuerzo de la institución y del profesor en entender cuáles son las particularidades, preferencias y demandas de los estudiantes.

A partir de esa información, es posible desarrollar acciones que estimulen el mantenimiento de una conducta positiva y desencadene un efecto masivo en el grupo.

Coordinación de las disponibilidades

Esta cuestión es particularmente relevante en el e-learning, dado que el tiempo destinado a la obtención de conocimiento varía entre los estudiantes ya sea por cuestiones laborales o personales disposición, tiempo en familia, multiplicidad de funciones, entre otros.

En este sentido, lo ideal es que el profesor o gestor educacional conozca y entienda la realidad de sus alumnos adecuando las prácticas de enseñanza acorde con las peculiaridades del grupo.

Además, es importante adoptar soluciones de tecnología que permitan ampliar el alcance del conocimiento como aplicaciones y softwares de estudio que centralizan la información y proporcionan recursos capaces de optimizar el proceso de aprendizaje de los alumnos, independientemente de su localización geográfica y del horario disponible para acceder a la capacitación.

Modelos de aprendizaje tradicionales

De hecho, la mayor parte de las personas está acostumbrada a la dinámica tradicional en la que el conocimiento pasa de un experto al grupo de estudio sin estimular las preguntas y las analogías con la vida cotidiana convirtiéndose así, en una práctica bastante cómoda para ambas partes.

Así pues, quitar costumbres arraigadas suele ser una medida compleja que demanda de los interesados en implementar el aprendizaje colaborativo mucho esfuerzo y la planificación de estrategias que atrapen la atención de los estudiantes a punto de hacerlos interactuar intercambiando conocimientos, ideas, propósitos y soluciones.

Creatividad limitada

Cuando las personas se acostumbran con un método de enseñanza rígido y polarizado, tienden a disminuir su potencial creativo, dado que el conocimiento y las soluciones son inmutables e, incluso, estandarizadas.

Por esta razón, desarrollar una metodología que requiera una actitud creativa puede ser un gran desafío, visto que la aplicación de esta habilidad necesita rebasar los límites de las consignas del área alcanzando los conflictos que deben administrarse durante las actividades en equipo.

En definitiva, la adopción del aprendizaje colaborativo involucra numerosos desafíos que deben evitarse implementando acciones que promuevan un panorama ameno y receptivo al nuevo método de enseñanza o enfrentarse en el caso de que aparezcan durante su desarrollo.

Beneficios del aprendizaje colaborativo: ¿Por qué debes priorizarlo?

Además del intercambio de experiencias y de la expansión del conocimiento, el proceso de aprendizaje mediante una óptica colaborativa proporciona los siguientes beneficios:

Impulsa el desarrollo cognitivo

Con tantos estímulos y el contacto intenso con ideas diferentes a las suyas, el estudiante puede reclutar y trabajar muchas áreas cerebrales impulsando aún más su desarrollo cognitivo y facilitando el proceso de enseñanza. 

En consecuencia, el alumno logra desarrollar las habilidades emocionales, intelectuales y motoras de forma sincrónica y de acuerdo con su contexto.

Eleva la autoestima

Brindar autonomía es indispensable para que el futuro profesional gane confianza y logre posicionarse con seguridad ante su área de estudio. ¡Y esto incide directamente en su autoestima!

De hecho, tener voz activa, así como sentirse confiado y seguro para poner en práctica los conocimientos adquiridos a lo largo de las capacitaciones, entrenamientos y cursos permite que el individuo perciba su utilidad y su relevancia para el éxito del negocio, lo que resulta en un poderoso incremento de la autoestima.

Optimiza la resiliencia

En la actualidad, ser resiliente es una condición de supervivencia en el mercado laboral principalmente porque cada vez más profesionales buscan enriquecer su currículo con la finalidad de alcanzar mejores oportunidades a lo largo de su carrera y así, se incrementa la competitividad.

El aprendizaje colaborativo fomenta que los nuevos expertos no se sientan satisfechos con respuestas negativas o circunstancias aparentemente inmutables estimulando, de este modo, un comportamiento audaz dirigido a hacer frente a las objeciones de forma consciente, objetiva y eficaz.

Mitiga los prejuicios

El hecho de intercambiar experiencias con compañeros de diferentes culturas y lidiar con la diversidad en el medio organizacional consiste en un poderoso ejercicio de comprensión, tolerancia, respeto y empatía.

Ante esta dimensión, vale la pena hacer hincapié que el mercado laboral está cada vez más atento a las habilidades blandas o soft skills por lo que desarrollarlas con la intención de convertirlas en ventajas frente a la competencia es un importante mecanismo de diferenciación en el escenario corporativo.

Por lo tanto, podemos decir que el aprendizaje colaborativo estimula que los profesionales expandan su conciencia, abran su mente hacia nuevas posibilidades y realidades y, sobre todo entiendan que contar con varios puntos de vista añade valor al trabajo corporativo.

Incrementa la comunicación

Como este tipo de aprendizaje tiene como base el diálogo, los estudiantes logran ejercitar la comunicación emprendiendo, de este modo, una mejora en su intercambio informacional y, consecuentemente, en su habilidad para trabajar en grupo y para desarrollar relaciones interpersonales más cordiales y satisfactorias.

Incentiva el crecimiento profesional

La interacción con los compañeros de estudio y con los profesores habilita que los estudiantes se sientan bien participando de un grupo, reconozcan sus competencias profesionales y perciban las instancias de desarrollo como momentos de bienestar, alegría y crecimiento.

De esta manera, la correcta ejecución del proceso de aprendizaje colaborativo fomenta la evolución profesional, pues estimula a los estudiantes a obtener nuevos conocimientos contando con una metodología mucho más dinámica, eficiente y dirigida hacia el éxito profesional.

La guía para implementar este tipo de aprendizaje

Luego de hablar detalladamente acerca de varios puntos del aprendizaje colaborativo, ha llegado el momento de aprender a implementarlo, incluso en el contexto digital. ¿Vamos?

Cultura colaborativa

Antes de adoptar el método colaborativo, es importante crear una cultura que involucre y comprometa a todos los integrantes del núcleo de aprendizaje. 

Esto significa que el sentido colectivo debe guiar las acciones de enseñanza estructurando actividades, procedimientos que demanden el trabajo en equipo y fomentando el desarrollo de una postura dirigida al bien común.

Cultura maker

Este tipo de cultura colabora con la aplicación de esta metodología de enseñanza, ya que se fundamenta en la máxima “hazlo tú mismo” favoreciendo así, el aprendizaje por medio de la experimentación y de la práctica.

Actividades en equipo

Las actividades en equipo traducen la esencia del aprendizaje colaborativo, dado que aproximan varias personas alrededor de un ideal común, es decir, orientan el cumplimiento de un mismo objetivo

Así pues, esta clase de dinámica facilita que los alumnos trabajen juntos para producir conocimiento permitiendo, de este modo, que todos los estudiantes aprendan y enseñen, así como incrementen sus competencias individuales y colectivas.

Proyectos

La estructuración de proyectos acaparando varias áreas, procesos y tecnologías como la simulación, virtualización, inteligencia de las cosas e impresión 3D es una de las formas más interesantes de involucrar, comprometer y dirigir las personas hacia el alcance de retos compartidos.

En efecto, durante la ejecución de un proyecto, los estudiantes:

  • Se reúnen.
  • Piensan en soluciones en conjunto.
  • Investigan alternativas interesantes.
  • Intercambian información y experiencias.
  • Comparten conocimientos y aprendizajes.
  • Entregan el producto final.
  • Evalúan su desempeño y la calidad de la solución desarrollada.

Por lo tanto, podemos decir que los proyectos son instancias fabulosas para poner en marcha el proceso de aprendizaje colaborativo, pues abarcan una amplia gama de conocimientos en pro del alcance de un objetivo específico.

Reuniones

Reunir a los estudiantes con la finalidad de intercambiar información e ideas es muy importante para que los integrantes de los equipos expresen sus opiniones y los pares puedan conocerlos mejor.

Asimismo, las reuniones sirven para estimular la argumentación y la defensa del punto de vista, así como la escucha activa, el respeto de la posición/ perspectiva ajena, o sea, el desarrollo de una comunicación empática y constructiva.

Recursos tecnológicos

La tecnología ha promovido cambios muy importantes en el ámbito académico, tanto es así que, la academia 4.0 se ha convertido en una tendencia gracias al uso consciente de las herramientas disruptivas en el proceso de aprendizaje.

De hecho, contar con recursos de este tipo no solo facilita el acceso al conocimiento, sino también permite intercambiar información en tiempo real entre los usuarios de una plataforma educacional, por ejemplo.

En la actualidad, el aprendizaje colaborativo puede llevarse a cabo adoptando vías online, offline y presencial. Independientemente del camino que se elija, es importante tener en mente la necesidad de integrar tecnologías que habiliten las actividades colaborativas siguiendo las buenas prácticas y promoviendo el compromiso, el interés y la motivación de los futuros profesionales.

En lo que concierne a los recursos disruptivos, los canales digitales de comunicación juegan un rol muy importante, ya que permiten mantener un contacto fluído con los compañeros, profesores y gestores a cualquier momento e independientemente de la localización de los involucrados, lo que conlleva a una relación más estrecha y colaborativa.

En definitiva, existen varias formas de adoptar esta clase de aprendizaje, todas extremadamente útiles y eficientes. Sin embargo, para obtener resultados prometedores, es indispensable seleccionar una o más dinámicas teniendo en mente las necesidades, preferencias y perspectivas del público objetivo.

4 consejos para optimizar los resultados

Estamos llegando al final de nuestro artículo sobre el aprendizaje colaborativo, no obstante, no podemos poner el punto final sin ofrecerte algunos tips interesantes para transformar un simple proceso colaborativo en una experiencia muy agradable y eficiente.

1. Conoce la audiencia

Antes de dar cualquier paso hacia la implementación de un mecanismo de enseñanza que habilite el aprendizaje colaborativo, es indispensable conocer a detalle el público de la instancia pedagógica. 

Por ejemplo, es importante saber su edad, objetivos relacionados con el aprendizaje y canales de comunicación más utilizados, de este modo, es posible emprender acciones mucho más precisas y enfocadas en la atención de sus necesidades.

2. Explica el funcionamiento del proceso

Como señalamos supra, cambiar la dinámica de aprendizaje sustituyendo la tradicional por el método colaborativo es un gran desafío principalmente porque genera muchas dudas.

De este modo, es interesante que el profesor dedique un tiempo de su agenda a la explicación de los principales puntos relacionados con el aprendizaje colaborativo como la intensidad del intercambio informacional y las etapas requeridas hasta llegar al final de la experiencia.

3. Solicita feedbacks

Abrir espacio para que las personas se acerquen y expresen su opinión acerca del modelo de aprendizaje genera seguridad entre los estudiantes y, por ende, eleva el nivel de confiabilidad en el proveedor del curso, proyecto u otra modalidad de trabajo en equipo.

De hecho, solicitar feedbacks es importante no solo para conocer la opinión de los alumnos y detectar puntos que deben mejorarse, sino también para mostrar de forma práctica y por el ejemplo que una comunicación eficiente aporta muchos beneficios en el cotidiano profesional e incluso, promueve resultados más atractivos.

4. Monitorea los resultados

Por último, vale la pena controlar los resultados a lo largo de las instancias colaborativas:

  • Verificando el comportamiento de los estudiantes.
  • Identificando el grado de motivación de cada uno.
  • Registrando diferentes puntos acerca de cada etapa del proceso.
  • Adoptando métricas que permitan identificar la efectividad de las acciones emprendidas.

¡Excelente!

Al finalizar la lectura de nuestra publicación sobre el aprendizaje colaborativo, esperamos que hayas entendido a detalle su esencia y sus particularidades como las características y los beneficios de implementarlo como dinámica de enseñanza en el ámbito industrial.

Si quieres continuar profundizar sobre la importancia de las herramientas tecnológicas en el entorno industrial, te invitamos a que leas el artículo: “3 razones por las cuales la tecnología es clave en la capacitación profesional”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Nosotros
Somos una empresa mexicana con operaciones en México y Centro América, cuyos objetivos y acciones están enfocadas a impactar en el desarrollo y la innovación industrial.
XCAD Group S de RL empresa desarrolladora de XpertCAD®, es parte del grupo NC Tech SA de CV, compañias enfocadas a soluciones tecnológicas en Industria 4.0.

Copyright by NC Tech®. All rights reserved. Aviso de privacidad


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/nc_web19/public_html/wp-includes/functions.php on line 4757

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/nc_web19/public_html/wp-includes/functions.php on line 4757