Academia11 buenas prácticas para estudiar a distancia que debes recomendar a tus alumnos - NC Tech

Escuelas y universidades en todo el mundo apuestan por las clases online como la modalidad de educación que apunta a seguir marcando la pauta. Las buenas prácticas para estudiar a distancia son clave para que el alumno desarrolle nuevas competencias y el proceso de enseñanza aprendizaje se convierta en una gran experiencia.

Se estima que la educación online creció aproximadamente 900% en los últimos 20 años y aunque sigue dando pasos firmes, aún tiene retos por enfrentar. De allí que es indispensable la participación de todos los involucrados en la enseñanza para que la experiencia sea exitosa.

En las próximas líneas de este post reflexionaremos sobre cómo es la educación virtual hoy en día y las buenas prácticas para estudiar a distancia que debes recomendar a tus alumnos.

¿Qué es la educación virtual?

Primero vamos a entender qué es la educación virtual y cómo funciona. No se trata de un concepto nuevo, pero sí que evoluciona constantemente.

Se puede definir como una modalidad de enseñanza en donde se usa la tecnología para transmitir conocimientos de forma remota. En este formato los estudiantes y docentes interactúan eliminando las barreras de la distancia.

Gracias a las herramientas que ofrece internet es posible abrir aulas virtuales con un ambiente de calidad, adecuado, intuitivo, para permitir que las clases tengan la misma naturaleza que las de forma presencial.

Es indudable que con la pandemia por COVID-19 se hizo más popular, ya que el mundo se vio en la obligación de adoptar esta modalidad para mantener la educación en todos los niveles.

Un dato interesante es que, en el año 2020, cuando inició el confinamiento, el motor de búsqueda Google detectó un incremento en el interés de las personas por encontrar información sobre «cursos online», «aprender desde casa», “formación a distancia” ¿Interesante no?

Consejos que debes recomendar a tus alumnos para estudiar a distancia

Si tienes un grupo de estudio online estos son los consejos que puedes compartir con tus alumnos para que, en la práctica, este modelo de educación sea satisfactorio para todos:

1. Interactuar con profesores y alumnos

Las relaciones interpersonales son imprescindibles para lograr un buen clima estudiantil, aún cuando la educación se realice a distancia. La comunicación no tiene que ser unidireccional, es indispensable que el alumno participe, exponga sus ideas e inquietudes durante el proceso de enseñanza aprendizaje.

Al impartir clases en plataformas de educación virtual especializadas en la industria 4.0 una buena práctica es promover la comunicación entre quienes toman el mismo curso, por lo general son alumnos con intereses similares que van hacia una misma meta y esto ayuda a mantener a todos motivados.

Como facilitador de la enseñanza no basta con promover la interacción dentro del aula virtual, sino que es importante que se haga cumpliendo habilidades que, al mismo tiempo, facilitan el desenvolvimiento social del alumno.

¡Veamos!

Saber escuchar

Escuchar de forma activa permite entender con más claridad lo que se está comunicando. Cuando se escucha con atención y concentrándonos en las expresiones del otro percibimos más que palabras: sentimientos y estados de ánimo.

Respeto

Para lograr una comunicación honesta es primordial respetar las opiniones de los demás. En la práctica, valorar la opinión de quien habla es entender que quienes nos rodean tienen los mismos derechos.

Autenticidad

Establecer relaciones sinceras es posible siendo coherentes y mostrando ante los demás nuestra verdadera personalidad.

2. Elegir un espacio adecuado para estudiar

La principal ventaja de la educación a través de plataformas online, es la posibilidad de estudiar desde cualquier lugar con solo acceder a internet. Sin embargo, para hacer del estudio un buen hábito es importante escoger un sitio que servirá como el espacio de clases.

Motiva a tus estudiantes a encontrar un lugar que les permita concentrarse de acuerdo a sus necesidades individuales. Sucede que todos tenemos formas diferentes de enfocarnos. Por ejemplo, algunas personas requieren de silencio y tranquilidad mientras que otras prefieren tener un poco de música.

Lo importante es identificar lo que ayuda a cada estudiante a lograr mejores resultados en el aprendizaje.

Entonces es sencillo deducir que el lugar correcto para estudiar depende de cada individuo. Sin embargo, algunas recomendaciones ayudan a lograr un espacio óptimo para el aprendizaje. Toma en cuenta estas características:

  • Que no haya distracciones como televisores u otros equipos electrónicos.
  • Contar con una mesa y silla cómoda. De lo contrario es probable que se acorte el tiempo de estudio.
  • Tener a disposición el material necesario para estudiar como lápices, hojas… de esa manera no hay que levantarse y ocasionar distracciones.
  • Procurar tener una fuente de luz adecuada. Así se evita la fatiga visual.

3. Conocer la modalidad de estudio

Cuando se toman clases a distancia existe una gran variedad de recursos que se pueden usar para hacer el aprendizaje más dinámico. Invita a tus alumnos a que antes de iniciar las clases conozcan cada una de las herramientas que se pondrán en práctica.

En este punto queda de tu parte como profesor explicar con anticipación cuál será la dinámica de enseñanza. Puedes realizar:

  • Foros.
  • Retos.
  • Cuestionarios interactivos.
  • Feedback que es la retroalimentación después de cada evaluación.
  • Coevaluación por parte de los propios alumnos, entre otras actividades.

Los estudiantes deben tener claro si es obligatorio asistir a las clases en tiempo real y cuál es el cronograma de estudio.

Además, tan pronto inicien el curso es clave la orientación sobre cuáles son las vías de consulta con los docentes.

Ofréceles la guía necesaria para que usen de la forma más óptima posible las herramientas de comunicación que tengan a disposición en la plataforma.

Ayúdalos a familiarizarse con las herramientas online. Por ejemplo si se realiza el aprendizaje a través de una plataforma LMS oriéntalos en entender sus características, cómo es el acceso y sus funciones.

Seguir este consejo les permitirá a todos los involucrados en el proceso de enseñanza aprendizaje una experiencia más satisfactoria.

4. Tener disciplina y dedicar un momento del día para estudiar

La flexibilidad que ofrece la autogestión del aprendizaje deja de ser una ventaja cuando no existe disciplina y compromiso con el estudio. «Dejar todo para después» dificulta alcanzar el objetivo de adquirir nuevos conocimientos.

Para evitar que la flexibilidad se convierta en un problema, es imperativo impulsar a los estudiantes de cualquier nivel a establecer un cronograma de estudio.

No se trata de tener una «camisa de fuerzas» con los horarios, porque esa no es la dinámica de la educación online. Pero sí de ser responsables con su propio método de estudio.

La forma práctica de hacerlo es determinando cuál es la hora más cómoda para estudiar sin interrupciones. También funciona establecer como meta dedicarle una hora al día para leer y realizar los ejercicios en el caso de las materias prácticas.

Los periodos de estudio no deben superar los 50 minutos, porque transcurrido ese tiempo es difícil mantener la concentración. Así que al finalizar cada hora es momento de hacer un descanso de por lo menos 10 minutos.

Estas son algunos ideas que puedes compartir con tus estudiantes para que creen buenos hábitos de estudio:

  • Elaborar un calendario para que marquen fechas de entrega de trabajos y días de evaluaciones. La idea es que puedan divisar la dinámica de estudio para que no se acumulen todas las responsabilidades en un solo día.
  • Crear alertas, por ejemplo, en sus dispositivos móviles para que sepan que llegó la hora de estudiar.
  • También pueden descargar aplicaciones de estudio que los ayudarán a aprender de una forma más dinámica.
  • Usar las herramientas digitales que hoy están al alcance de todos también es una buena idea. Permiten crear listas, organizar tareas, entre otras cosas.

5. Relajarse y descansar

Así como es importante tener disciplina para estudiar, también debe existir espacio para descansar, distraerse, relajarse, compartir con amigos y familiares.

Es un error impulsar a los estudiantes a dedicarse por completo al aprendizaje. Un buen maestro ayuda a sus alumnos a encontrar un equilibrio entre el estudio y el descanso.

Estudios científicos demuestran que cuando el cerebro ha descansado y la persona se relaja, es más sencillo asimilar nuevos conocimientos, además se mantienen en la memoria a largo plazo.

Los expertos coinciden en que la calidad del descanso influye directamente en la eficiencia del estudio.

¿Sabías que un sueño reparador la noche anterior a un examen ayuda a mantener los conocimientos adquiridos? Dale este consejo a tus alumnos como una de las buenas prácticas para estudiar a distancia y de seguro tendrán mejores resultados.

Un buen consejo es estudiar en horas de la mañana y evitar hacerlo durante la noche, porque:

  • Al final del día el cerebro se encuentra cansado y por lo tanto el rendimiento académico es menor.
  • Estudiar por las noches de forma apresurada y con presión ocasiona estrés y ello hace que no pueda conciliarse el sueño fácilmente.

6. Respaldar datos en una nube

Dejar todo en el escritorio de la computadora no es una buena idea, los documentos deben estar organizados Si es en carpetas, ¡mejor! Y siempre encontrar la mejor forma para respaldarlos.

Al estudiar bajo la modalidad online se genera información todos los días y para acceder a ella fácilmente y en cualquier momento es importante tener un archivo digital.

Está bien si los alumnos quieren guardar la información en discos extraíbles o el computador. Pero estos son vulnerables a virus y pueden dañarse los equipos… así que la mejor decisión de un alumno es tener el material de estudio en una nube.

Al tratarse de un red interconectada se pueden almacenar datos y al momento de estudiar acceder a la información desde cualquier dispositivo con internet.

Los servicios basados en nubes guardan la información automáticamente. Esto hace que sea menos probable que pierdan trabajos, evaluaciones, clases, etcétera.

Además son herramientas seguras que también permiten la colaboración eficiente entre los estudiantes, porque desde la nube tienen la opción de compartir material entre todos los integrantes de la clase.

Y como los sistemas realizan actualizaciones por sí solos, siempre estarán conectados a lo más reciente en tecnología.

7. Revisar los equipos tecnológicos constantemente

Computadoras, tablet, teléfonos móviles… son herramientas para estudiar y de allí que su buen funcionamiento es imperativo para concentrarse.

Resulta incómodo que durante la clase se presenten fallas y los estudiantes pierdan explicaciones o no puedan comunicarse efectivamente.

Entre las buenas prácticas para estudiar a distancia se encuentra que, antes de la clase se revise el óptimo funcionamiento de la cámara, salida de audio, imagen y cualquier aspecto necesario para videoconferencias, foros o cualquier actividad.

8. Identificar y potenciar las habilidades necesarias para estudiar a distancia

La educación a distancia requiere de la motivación y determinación del estudiante para aprovechar al máximo los conocimientos que se transmiten. Por esto es importante incentivar a los alumnos a potenciar las habilidades que les ayudarán dentro de la dinámica y que, además, les servirán para ser mejores profesionales.

Son estas las habilidades a reforzar en pro de las buenas prácticas para estudiar a distancia:

Comunicación

La esencia del proceso pedagógico online está en la comunicación. La característica principal del estudio es el intercambio de información ya sea verbal, no verbal, directa o indirecta.

En la práctica la interacción permite a los alumnos aclarar dudas y expresar sus opiniones.

Aunque el aprendizaje es un proceso individual, también requiere de interacción social, así que es momento de incentivar a tus alumnos a ser más comunicativos.

Proactividad

Una persona proactiva reacciona rápidamente ante cualquier situación. Aunque se trata de una cualidad de la personalidad, también puede fomentarse y aprenderse.

Cuando somos proactivos tomamos la iniciativa y anticipamos los hechos para ejecutar acciones en pro del beneficio personal o común.

La proactividad además de ser un plus en el aprendizaje, es una actitud que valora cualquier empresa.

Colaboración

La colaboración siempre ha sido importante dentro de una comunidad y en los entornos virtuales no tiene por qué ser diferente.

Cuando los estudiantes cooperan entre sí se enriquece la experiencia de su formación facilitando el proceso de aprendizaje.

Vale la pena mencionar la teoría del psicólogo ruso Lev Vigotsky que sostiene que el aprendizaje colaborativo facilita el desarrollo de habilidades personales de comunicación.

Perseverancia

Motiva a tus estudiantes a mantener la mirada fija en sus metas, aunque en la práctica tengan que actuar de forma incansable para conseguirlas.

La educación a distancia puede ser de fácil adaptación para unos, pero para otros requiere un poco más de tiempo. El trabajo del docente, además de enseñar debe ser permitirle a su grupo creer en sí mismo e impulsarlo a lograr las metas para al final del camino sentir la satisfacción de haberlo alcanzado.

Ahora que sabes esto pregúntate: ¿Cómo puedo hacer para incentivar a mis alumnos a ser más perseverantes? Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Usa recursos como fábulas en donde la moraleja de la historia sea la perseverancia. Puedes encontrar una gran variedad en internet.
  • Realiza actividades como retos y los que logren llegar al final recibirán una premiación, como por ejemplo un punto extra.
  • Pídeles a los alumnos que escriban un relato vivencial en el que la perseverancia los llevó a alcanzar el éxito.

Existen muchas posibilidades, queda de tu parte usar la creatividad para que se involucren en el tema.

Adaptabilidad

El mundo se adapta colectivamente a la tecnología y como facilitador de contenidos puedes ayudar a los estudiantes a adecuarse de forma más sencilla a las aulas virtuales. Una buena idea es organizar la información para que el estudiante pueda visualizarla de forma rápida.

Ayudar al estudiante a adaptarse propiciará la permanencia del alumno en el programa virtual.

9. Encontrar una técnica de estudio

Todos tenemos diferentes maneras de aprender. Incentivar para encontrar la técnica de estudio que se adapte a nuestra personalidad y necesidades facilitará la retención del conocimiento.

Estas son algunas de las técnicas más populares que puedes presentar para que cada estudiante decida cuál usar :

  • Mapas mentales: Se usan para resumir y organizar ideas.
  • Fichas de estudio: Ideales para tomar nota de datos concretos.
  • Reglas mnemotécnicas: Consiste en asociar conceptos con cosas que sean familiares.

Hoy existen herramientas digitales como aplicaciones para teléfonos móviles en los que pueden ponerse en práctica estas técnicas de estudio.

10. Promueve la ciberseguridad

¿Has escuchado hablar de la ciberseguridad para la educación en línea? Las plataformas educativas online deben garantizar que el acceso de profesores y alumnos sea seguro, pero también es responsabilidad de todos los usuarios resguardar sus datos.

La confidencialidad en línea es un tema para tomarse en serio, otra de las amenazas que no pueden perder de vista es el denominado cyberbullying que al español se traduce como ciberacoso.

Algunas buenas prácticas que puedes promover son:

  • No compartir las claves de acceso con ninguna persona.
  • Instalar antivirus en los equipos que usan para ver las clases.
  • Evitar compartir los enlaces de las clases virtuales en sitios públicos.

11. Aplicar los conocimientos adquiridos

Esta es nuestra última recomendación pero no la menos importante. Invita a los estudiantes a aplicar los conocimientos adquiridos en situaciones de la vida diaria.

Por ejemplo, si eres profesor de inglés, puedes motivar a la clase a que hablen el idioma con sus familiares y amigos.

Otra idea es organizar grupos de estudio para que de esa manera juntos dediquen un tiempo a reforzar los conocimientos.

Consejos para profesores antes de iniciar las clases virtuales

Llegó el momento de preparar la clase y para promover buenas prácticas para estudiar a distancia es importante que como profesor en la academia 4.0 adaptes tu contenido y forma de enseñanza. Estos consejos te serán de utilidad:

  • Prepara una agenda diaria donde establecerás los temas a tratar, el tipo de evaluación y cuánto tiempo estimas que debe durar la clase.
  • Gestiona el tiempo, en la web existen diversas aplicaciones gratuitas que puedes descargar para ayudarte.
  • Determina con anticipación qué recursos usarás para abordar cada tema. Pueden ser foros, grupos de estudio, videoconferecias, etcétera.
  • Planifica de qué manera llevarás un control del progreso de los estudiantes.
  • Asegúrate de tener un buen acceso a internet y que todas las herramientas que usarás para la clase funcionen de forma correcta.
  • Conversa con tus colegas sobre sus experiencias, pueden intercambiar tips y sugerencias.

Algunas actividades dinámicas que puedes aplicar

Recuerda que las actividades dinámicas promueven una mejor forma de involucrar a los estudiantes en la experiencia virtual de estudiar. Te dejamos algunas ideas con las que puedes hacer que tus clases sean diferentes y que todos quieran participar en ellas:

  • Crea una tarea que los estudiantes deben responder en tiempo real. Pueden ser problemas de razonamiento en el que varios alumnos tengan que involucrarse para lograr la meta.
  • Organiza un juego en el que los estudiantes deban ir participando por turnos. Puedes hacer que jueguen en equipos o de forma individual.
  • Con aplicaciones de educación para teléfonos móviles organiza un cuestionario de selección simple para que los alumnos tengan que responder preguntas y acumular puntos.
  • Crea una pizarra virtual en la que todos puedan colocar ideas, conceptos, imágenes, las posibilidades son diversas.

El uso de más recursos facilitará el camino hacia una educación más accesible y de mejor calidad que minimiza la deserción de los alumnos en la academia 4.0.

Beneficios de aplicar buenas prácticas para estudiar a distancia

Cuando en las clases virtuales se aplican buenas práctica de estudio, sin duda se logran beneficios como:

  • Ahorro de tiempo. Ya que el estudiante no tiene que trasladarse a una entidad educativa y al organizar un cronograma de estudio en casa, puede sacar el máximo provecho de la educación a distancia.
  • La flexibilidad para estudiar permite que el estudiante vaya a su propio ritmo. De esta forma manejará mejor los tiempos y podrá determinar a qué hora estudiar y desde dónde lo hace.
  • La autonomía en el camino del aprendizaje será más efectiva.
  • Facilitará la concentración en las actividades que se realizan dentro del aula virtual.

Aunque la modalidad de estudiar a través de plataformas online no es nueva, en los últimos años ha ganado popularidad y es normal que aún haya quienes se cuestionen sobre la calidad de la enseñanza. Pero lo cierto es que los expertos coinciden en que el futuro de la educación está en esta modalidad.

¿Este material fue de utilidad para ti? Tenemos más contenido similar y seleccionamos este artículo para ti porque estamos seguros que resolverá muchas de tus dudas, así que dale clic para leer ¿Qué es realmente la educación digital?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Nosotros
Somos una empresa mexicana con operaciones en México y Centro América, cuyos objetivos y acciones están enfocadas a impactar en el desarrollo y la innovación industrial.
XCAD Group S de RL empresa desarrolladora de XpertCAD®, es parte del grupo NC Tech SA de CV, compañias enfocadas a soluciones tecnológicas en Industria 4.0.

Copyright by NC Tech®. All rights reserved. Aviso de privacidad


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/nc_web19/public_html/wp-includes/functions.php on line 4757

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/nc_web19/public_html/wp-includes/functions.php on line 4757