¿Qué es el IoT Industrial?

IoT Industrial

Imagina que un día suena tu despertador y al levantarte la cafetera comienza a preparar el café: hasta hace unos años era impensable concebir que se pudiera dotar de “inteligencia” a objetos cotidianos. No obstante, gracias al internet de las cosas —también conocido como IoT o Internet of Things en inglés— ahora es posible. Incluso, su uso ha sido extendido a las empresas por medio del IoT industrial

En efecto, el internet no es solo de las personas, sino que también lo compartimos con objetos que están conectados a la red para interactuar entre sí y con nosotros. 

A continuación, te contaremos qué es el IoT industrial o internet industrial de las cosas, cómo se aplica y su impacto en la realidad.

¡Lee hasta el final!

El IoT industrial puede ser definido como la aplicación del internet de las cosas en el sector industrial: este se centra en el machine learning —aprendizaje automático— y el big data —macrodatos— para llevar a las industrias a ser más rentables y permitirles procesos y operaciones más eficientes.

El machine learning es una disciplina de la inteligencia artificial que crea sistemas que aprenden de manera automática y autogestionan información y actividades.

Por su parte, el big data corresponde a grandes cantidades de datos estructurados o no estructurados que deben ser analizados para obtener información que posibilite una mejor toma de decisiones.

Ambas herramientas facilitan la integración de los sistemas en una empresa gracias a automatizaciones, lo cual da lugar a una mejor optimización de su logística y cadena de suministro.

El internet industrial de las cosas funciona cuando los objetos —conectados a la red y a la nube— toman datos de su entorno y, con base a esa información, ejecutan acciones. Sus objetivos son:

Mejorar la productividad.
Reducir costos.
Tomar decisiones basándose en datos en tiempo real.

Invertir en seguridad es una prioridad alta al implementar el IoT industrial en cualquier empresa para no comprometer la producción y disfrutar al 100% los beneficios de esta tecnología. 

En este sentido, es recomendable contar con un centro de operaciones de seguridad o SOC, sigla que deriva del inglés para Security Operations Center: este centro es indispensable, ya que se encarga de monitorear y defender a la empresa de la amplia fuente de amenazas que puedan afectar a todo el entorno interconectado de la misma.

Dentro de algunas de las principales aplicaciones del IoT industrial encontramos:

  • Mantenimiento predictivo de maquinarias.
  • Automatizaciones sin la necesidad de intervención humana: esto permite que las personas puedan centrarse en tareas estratégicas.
  • Monitoreo de seguridad de manera remota.

Por ejemplo, una maquinaria puede programar una sesión de mantenimiento al detectar por sí misma un problema, lo cual evita mantenimientos periódicos que tal vez sean innecesarios.

Gracias a esto, existe una comunicación máquina-máquina y máquina-operador para realizar automatizaciones. 

Algunos de los rubros que utilizan el IoT industrial son:

  • Manufactura.
  • Salud.
  • Robótica.
  • Agricultura.
  • Transporte.
  • Energía y combustibles.

Así como cualquier sistema, el IoT industrial puede ser vulnerado, lo cual suele tener como origen medidas insuficientes de seguridad básica que conducen a errores, como:

  • Prácticas de autenticación inadecuadas.
  • Puertos expuestos.
  • Falta de actualizaciones.

Asimismo, la empresa puede ser víctima de ciberdelitos o infecciones por malware.

Pensando en ello, es indispensable considerar que las fallas o sistemas inseguros pueden ocasionar problemas en la operación de la empresa y, por consiguiente, pérdidas de dinero. 

Cabe recalcar que mientras más objetos estén conectados, mayores son los riesgos de seguridad, entre los cuales están:

  • Manipulaciones del sistema que interrumpan o frenen la operación.
  • Ciberataques o violación de datos.
  • Vulnerabilidades del software para atacar al sistema.
  • Malfuncionamiento del sistema que resulte en daños a los dispositivos, instalaciones o, incluso, colaboradores de la empresa.

El SOC tiene como objetivo detectar incidentes que vulneren la seguridad para resolverlos de forma inmediata.

Los sistemas deben contar con protección de extremo a extremo que puedan proporcionar lo siguiente: 

  • Transferencia segura de datos.
  • Visibilidad de amenazas y detección temprana de problemas.
  • Prevención proactiva contra ataques.
  • Monitoreo y detección de infecciones por malware.

El internet de las cosas y el IoT industrial están estrechamente relacionados porque comparten las mismas tecnologías. Sin embargo, cuentan con diferentes enfoques:

El internet de las cosas está centrado en los individuos, ya que hace un uso más amplio de objetos cotidianos y del hogar para permitir al usuario de estos ciertas comodidades o interconectar sus utensilios para crear un “hogar inteligente”, entre otras cosas.
El IoT industrial tiene como foco principal a las empresas para optimizar procesos con el objetivo de aumentar la rentabilidad y la escalabilidad de estas. También, sirve para que las organizaciones puedan tomar decisiones inteligentes.

¿Cuál es el impacto del IoT industrial en la realidad?

Pese a que el IoT industrial, la inteligencia artificial y el machine learning nos facilitan procesos repetitivos y la recolección de información, existe un miedo debido a la creencia de que esto reemplazará a los humanos y sus puestos de trabajo: no obstante, nosotros creemos que únicamente serán transformados en lugar de reemplazados.

De hecho, este miedo es algo que ha ocurrido en cada revolución industrial que hemos pasado, pero el tiempo nos ha demostrado que la innovación y la tecnología solo nos sirven como herramientas para facilitar nuestras labores y abrir campo a nuevas y fascinantes carreras.

¡Listo! Ya conoces qué es el IoT industrial, cómo se aplica, sus alcances y situación en la realidad.

Sin duda, el IoT y el IoT industrial serán parte imprescindible de la industria 4.0: si bien en la actualidad apenas conocemos el alcance que tienen, en el futuro serán una norma y darán paso a la aparición de nuevas profesiones, además del aumento en la productividad de las fábricas inteligentes, lo cual traerá un impacto económico increíble.

¿Te gustó este contenido? ¿Qué te parece el IoT industrial y la repercusión que podrá tener? ¡Anímate y déjanos un comentario con tu opinión!

¿Qué es el IoT Industrial?

IoT Industrial

Imagina que un día suena tu despertador y al levantarte la cafetera comienza a preparar el café: hasta hace unos años era impensable concebir que se pudiera dotar de “inteligencia” a objetos cotidianos. No obstante, gracias al internet de las cosas —también conocido como IoT o Internet of Things en inglés— ahora es posible. Incluso, su uso ha sido extendido a las empresas por medio del IoT industrial

En efecto, el internet no es solo de las personas, sino que también lo compartimos con objetos que están conectados a la red para interactuar entre sí y con nosotros. 

A continuación, te contaremos qué es el IoT industrial o internet industrial de las cosas, cómo se aplica y su impacto en la realidad.

¡Lee hasta el final!

El IoT industrial puede ser definido como la aplicación del internet de las cosas en el sector industrial: este se centra en el machine learning —aprendizaje automático— y el big data —macrodatos— para llevar a las industrias a ser más rentables y permitirles procesos y operaciones más eficientes.

El machine learning es una disciplina de la inteligencia artificial que crea sistemas que aprenden de manera automática y autogestionan información y actividades.

Por su parte, el big data corresponde a grandes cantidades de datos estructurados o no estructurados que deben ser analizados para obtener información que posibilite una mejor toma de decisiones.

Ambas herramientas facilitan la integración de los sistemas en una empresa gracias a automatizaciones, lo cual da lugar a una mejor optimización de su logística y cadena de suministro.

El internet industrial de las cosas funciona cuando los objetos —conectados a la red y a la nube— toman datos de su entorno y, con base a esa información, ejecutan acciones. Sus objetivos son:

Mejorar la productividad.
Reducir costos.
Tomar decisiones basándose en datos en tiempo real.

Invertir en seguridad es una prioridad alta al implementar el IoT industrial en cualquier empresa para no comprometer la producción y disfrutar al 100% los beneficios de esta tecnología. 

En este sentido, es recomendable contar con un centro de operaciones de seguridad o SOC, sigla que deriva del inglés para Security Operations Center: este centro es indispensable, ya que se encarga de monitorear y defender a la empresa de la amplia fuente de amenazas que puedan afectar a todo el entorno interconectado de la misma.

Dentro de algunas de las principales aplicaciones del IoT industrial encontramos:

  • Mantenimiento predictivo de maquinarias.
  • Automatizaciones sin la necesidad de intervención humana: esto permite que las personas puedan centrarse en tareas estratégicas.
  • Monitoreo de seguridad de manera remota.

Por ejemplo, una maquinaria puede programar una sesión de mantenimiento al detectar por sí misma un problema, lo cual evita mantenimientos periódicos que tal vez sean innecesarios.

Gracias a esto, existe una comunicación máquina-máquina y máquina-operador para realizar automatizaciones. 

Algunos de los rubros que utilizan el IoT industrial son:

  • Manufactura.
  • Salud.
  • Robótica.
  • Agricultura.
  • Transporte.
  • Energía y combustibles.

Así como cualquier sistema, el IoT industrial puede ser vulnerado, lo cual suele tener como origen medidas insuficientes de seguridad básica que conducen a errores, como:

  • Prácticas de autenticación inadecuadas.
  • Puertos expuestos.
  • Falta de actualizaciones.

Asimismo, la empresa puede ser víctima de ciberdelitos o infecciones por malware.

Pensando en ello, es indispensable considerar que las fallas o sistemas inseguros pueden ocasionar problemas en la operación de la empresa y, por consiguiente, pérdidas de dinero. 

Cabe recalcar que mientras más objetos estén conectados, mayores son los riesgos de seguridad, entre los cuales están:

  • Manipulaciones del sistema que interrumpan o frenen la operación.
  • Ciberataques o violación de datos.
  • Vulnerabilidades del software para atacar al sistema.
  • Malfuncionamiento del sistema que resulte en daños a los dispositivos, instalaciones o, incluso, colaboradores de la empresa.

El SOC tiene como objetivo detectar incidentes que vulneren la seguridad para resolverlos de forma inmediata.

Los sistemas deben contar con protección de extremo a extremo que puedan proporcionar lo siguiente: 

  • Transferencia segura de datos.
  • Visibilidad de amenazas y detección temprana de problemas.
  • Prevención proactiva contra ataques.
  • Monitoreo y detección de infecciones por malware.

El internet de las cosas y el IoT industrial están estrechamente relacionados porque comparten las mismas tecnologías. Sin embargo, cuentan con diferentes enfoques:

El internet de las cosas está centrado en los individuos, ya que hace un uso más amplio de objetos cotidianos y del hogar para permitir al usuario de estos ciertas comodidades o interconectar sus utensilios para crear un “hogar inteligente”, entre otras cosas.
El IoT industrial tiene como foco principal a las empresas para optimizar procesos con el objetivo de aumentar la rentabilidad y la escalabilidad de estas. También, sirve para que las organizaciones puedan tomar decisiones inteligentes.

¿Cuál es el impacto del IoT industrial en la realidad?

Pese a que el IoT industrial, la inteligencia artificial y el machine learning nos facilitan procesos repetitivos y la recolección de información, existe un miedo debido a la creencia de que esto reemplazará a los humanos y sus puestos de trabajo: no obstante, nosotros creemos que únicamente serán transformados en lugar de reemplazados.

De hecho, este miedo es algo que ha ocurrido en cada revolución industrial que hemos pasado, pero el tiempo nos ha demostrado que la innovación y la tecnología solo nos sirven como herramientas para facilitar nuestras labores y abrir campo a nuevas y fascinantes carreras.

¡Listo! Ya conoces qué es el IoT industrial, cómo se aplica, sus alcances y situación en la realidad.

Sin duda, el IoT y el IoT industrial serán parte imprescindible de la industria 4.0: si bien en la actualidad apenas conocemos el alcance que tienen, en el futuro serán una norma y darán paso a la aparición de nuevas profesiones, además del aumento en la productividad de las fábricas inteligentes, lo cual traerá un impacto económico increíble.

¿Te gustó este contenido? ¿Qué te parece el IoT industrial y la repercusión que podrá tener? ¡Anímate y déjanos un comentario con tu opinión!

-
Error
NC Tech®
-
X
Mantener Conversación para futuras referencias
Adjuntar Archivo
-
Si deseas una copia de esta conversación haz clic aquí para enviarla a tu correo